Lo que Viene Siendo el Royal Rumble

A pesar de que la WWE (World Wrestling Entertainment, para los que viven bajo una piedra y ni las transmisiones mexicanas han visto) va en picada en cuanto a calidad luchística, no podemos negar que, por lo menos, es un espectáculo decente. A lo largo de su historia, hay cuatro eventos anuales, pagos por evento, que se han posicionado como los más importantes de la empresa, llamados “the big four” (no confundir con éstos). Los demás PPV del año suelen usarse para armar rivalidades y giran en torno a éstos cuatro. Me refiero, por supuesto, a Wrestlemania, Summerslam, Survivor Series y el que estamos por presenciar a finales de mes, el Royal Rumble.

Poster de éste año. Qué feo, la verdad.


El cartel del Royal Rumble está compuesto de varias luchas de campeonato de por medio, pero lo que hace interesante al evento es la estipulación del evento estelar. En el wrestling estadounidense, existe una modalidad llamada Battle Royal en la cual los participantes deben ser lanzados fuera del ring por encima de la tercera cuerda, con ambos pies tocando el suelo, para ser eliminados. Se inicia con dos participantes, y va entrando uno más cada 90 segundos, aproximadamente. En éste evento, el Battle Royal cambia su nombre a Royal Rumble, con un total de 30 participantes. Anteriormente, cada luchador escogía una papeleta que indicaba en qué lugar (del 1 al 30) entraría en la contienda, aunque últimamente no se le ha dado seguimiento, pues así se abre la posibilidad de meter a algún luchador sorpresa. El premio actualmente es la garantía de una lucha de campeonato en Wrestlemania, a elección del ganador (John Cena ha sido el único que ha “canjeado” su oportunidad antes). En 1992, sin embargo, el premio era ni más ni menos que el WWF Championship, siendo Ric Flair el vencedor.

En el póster vemos a los participantes de aquella edición, leyendas como Hulk Hogan, Jake “The Snake” Roberts, el Undertaker, “Macho Man” Randy Savage y, por supuesto, el “Nature Boy”.

Si nos vamos a las probabilidades, obviamente el participante número 30 es quien tiene la mayor ventaja, pues sus demás oponentes están cansados. Sin embargo, sólo dos luchadores han ganado el Rumble al entrar al último: El Undertaker y John Cena, en el 2007 y el 2008, respectivamente. Asimismo, la peor probabilidad es para los participantes 1 y 2, que son los que están en el ring desde el inicio. Esto sólo es para los grandes, pues durar una lucha campal de más de una hora (casi siempre) requiere de excelente condición física, stamina, variantes luchísticas para no aburrir al público, y suficiente capacidad interpretativa para hacer lucir a los demás competidores. A lo largo de la historia del Royal Rumble, sólo dos participantes lo han ganado al entrar de inicio, Shawn Michaels en 1995 y Chris Benoit en el 2004. Hay dos que han entrado desde el principio, pero en 2do lugar, y han salido airosos: Vince McMahon en 1999 y Rey Mysterio en el 2006. Mención honorífica a Flair, que ganó en el 92 siendo el participante número 3, y al legendario Stone Cold Steve Austin, quien ganó en 1997 al entrar en número 5, y es el ícono del evento, pues tiene el récord de victorias en el Royal Rumble con un total de tres: 1997, 1998 y 2001, por encima de las dos de Shawn Michaels y Hulk Hogan. Bret Hart y Lex Luger ganaron la edición del 94, al eliminarse y tocar el suelo con ambos pies al mismo tiempo, en un ejemplo de coordinación y ejecución del script. En el 2005, John Cena y Batista se eliminaron exactamente igual, pero la lucha fue reiniciada y Batista fue el vencedor. En la década pasada, además, John Cena y Randy Orton han sido los únicos ganadores del Rumble en NO ser campeones en Wrestlemania.

Poster del Royal Rumble 1999, en donde Austin entró en 1er lugar, siendo el eliminado 29 por McMahon


Como dato informativo a quienes son neófitos en ésto de las luchas norteamericanas, la edición de 1997 fue en particular interesante para los mexicanos, pues WWF tenía un intercambio de talento con AAA. Así, en las luchas preliminares del cartel vimos al Perro Aguayo, Blue Demon Jr, Canek, Octagón, Abismo Negro, Histeria y Mascarita Sagrada. Al Royal Rumble en sí, entraron los mexicanos Pierroth, Cibernético, Latin Lover (sí, ese que sale de conductor o bailando en la tele) y “Mr. Personalidad” Mil Máscaras, quien curiosamente se eliminó a sí mismo al hacer un plancha hacia afuera del ring, lo cual a pesar de ser un castigo usual en la lucha libre mexicana, es motivo de eliminación en el Rumble. Esta edición fue ganada por Austin, quien fue eliminado por Bret Hart, pero como los réferis estaban ocupados separando a Mankind y Terry Funk (otra rivalidad para la posteridad), no se dieron cuenta, Austin regresó al ring, eliminó a Hart y consiguió su primera victoria en éste formato.

En 1999 se dió una muestra de lo que es una rivalidad bien escrita. El feudo que se convirtió en el más importante de los 90 para la lucha norteamericana fue el de Stone Cold Steve Austin vs Vince McMahon, y ésta edición del Rumble giró en torno a ambos, con brawling fuera del ring (legal, porque ninguno había salido por encima de la tercera cuerda), entre el público, participación externa a favor de Vince, y lucimiento por parte de ambos, en cuanto a la capacidad para vender el personaje. Austin fue eliminado por McMahon al ser distraído por The Rock, quien acababa de vencer a Mankind en un brutal “I Quit” Match. Posteriormente, McMahon dejó vacante su oportunidad por el título en Wrestlemania, la cual se decretó que iría al segundo lugar del Rumble (Austin, para desgracia de Vince). En Wrestlemania XV, así, veríamos un clásico entre Stone Cold y The Rock, y una victoria para el Texas Rattlesnake.

Hay ocasiones en las que las luchas preliminares terminan opacando a la Batalla Real en sí. Recuerdo, por ejemplo, la lucha en modalidad Street Fight entre Triple H y Mick Foley (en su faceta de Cactus Jack) por el WWF Championship, en el ya lejano Royal Rumble del 2000. El ganador del Rumble fue The Rock, pero la pelea que se robó el show fue ésta. La lucha es tal vez la más clásica entre ambos competidores, cuyo feudo fue tremendamente ejecutado, dándonos además de ésta pelea, una memorable Hell in a Cell. Triple H siempre se me ha hecho un luchador medio malo, pero existía gente (como Michaels o Stone Cold) que le podía sacar una buena lucha. Mick Foley, con todo y sus limitaciones, fue capaz de hacer lo mismo, y darle credibilidad como campeón heel (rudo). Incluso, la gente vitoreaba a Cactus Jack, y se llegaron a escuchar un par de cantos “ECW, ECW”. Ya no vemos luchas de ése tipo en la WWE.


Ignoren la música, la lucha fue excelente


Ultimamente, los Royal Rumbles han estado algo parcos y sin chiste, salvo las participaciones de los gladiadores ya consagrados, todos los demás están de relleno. Particularmente, el del 2008 me pareció bien logrado. El Undertaker ya había ganado el anterior, sacando a Shawn Michaels en último lugar (los últimos 5 minutos del del 2007 fueron los que valieron la pena). En el 2008, ellos fueron los dos primeros en entrar. Además de esto, vimos a Triple H enfrentar a un Mick Foley semi-retirado (y en el Madison Square Garden, como ocho años atrás. La gente aclamó cada enfrentamiento entre ambos). Vimos a Chavo Guerrero, campeón ECW en aquel entonces, irse sobre CM Punk y continuar su rivalidad. Vimos (lamentablemente) entrar a Hornswoggle, pero afortunadamente su participación fue menor. Vimos entrar a la leyenda viviente Jimmy “Superfly” Snuka, y posteriormente, en una de las reacciones del público más sonoras del último par de años, vimos entrar a “Rowdy” Roddy Piper, su antiguo rival. Mencioné algunos renglones arriba que el formato del evento permite la entrada de luchadores sorpresa. En éstos tiempos, por internet, es fácil saber qué podemos esperar que ocurra en las luchas. Pero en aquella edición, como última sorpresa, y en un movimiento que NADIE, absolutamente NADIE esperaba, vimos a John Cena regresar a la acción de una lesión, como participante número 30 y eventual ganador. No me gustó el resultado, pero hasta los anti-Cenas debemos aceptar que fue una sorpresa como la WWE tenía mucho tiempo sin darnos.

El 31 de éste mes veremos la edición número 23 del Royal Rumble. Como pueden ver, no es cualquier evento, tiene el peso de la historia tras de sí, y es obligatorio que la WWE tenga un buen inicio de año con un buen PPV. Hay mucho qué mejorar de la edición anterior, una de las más grises de la historia, que salvo la aparición de Rob Van Dam no tuvo sorpresa alguna y todos sabían que Randy Orton sería el ganador. Este año, esperemos que el triunfo sea para alguien que nunca lo ha ganado, y que se le de un buen empuje de aquí a Wrestlemania.

Sobres.

Tags: , , , , , , ,

7 responses to “Lo que Viene Siendo el Royal Rumble”

  1. chivadrian says :

    oh buen post, eso de las luchas gringas ahorita es mas que nada una moda y los que sabeny las seguien desde antes (como al parecer tu) se dan cuenta que ahora es mas show que nunca

  2. Colmillo Blanco says :

    muy interesante compañero blogger, esta pasada de lanza la pelea del video no mames se ve que si si pegaban sus buenos madrazos, habrá que ir a Cinepolis a ver la de este año jaja

  3. Lic. Jesús de Nazaret says :

    Yo no soy muy seguidor de las luchas, pero si me he dado cuenta que su popularidad ha estado en incremento en los últimos meses. Sobretodo ese John Cena anda muy de moda entre la “chaviza”.

    Y se nota que sabes un chingo de este asunto, este ha sido de los post mas educativos que he leido.

  4. Kratum says :

    no no no, la WWE ya esta muy gastada ademas de que ya esta dirigida hacia chavitos, si quieren ver lucha gringa de verdad vean ROH (Ring of Honor) o TNA, sobre todo ROH alli si se dan buenos golpes y no caricias como en WWE, ademas de que las “estrellas” de la WWE no saben luchar, tal es el caso de John Sida…

    • JJ87 says :

      Completamente de acuerdo en que la WWE está gastada y no es lo que llegó a ser. Sin embargo, recordemos que por ahí de los 80 y principios de los 90, la WWF seguía siendo un producto mayormente infantil, y no los dejaba exentos de luchas buenas o memorables.

      Ahora, si bien ROH es el verdadero escaparate de la lucha técnica, la WWE sigue siendo reconocida como “las grandes ligas” por lo lucrativa que resulta. Prueba de ésto es que luchadores como CM Punk, Evan Bourne o el maestro Bryan Danielson aceptaron un contrato en una promoción donde probablemente estén siempre en las preliminares, pero ganando mucho más.

      TNA es buena a secas en cuanto a luchas, aunque los ángulos suelen ser malísimos, la mayoría de su talento principal tiene toda la escuela de ROH precisamente (AJ Styles, Samoa Joe, Daniels, los MCMG, Desmond Wolfe, etc). Otras opciones buenas son Dragon Gate USA y Combat Zone Wrestling.

  5. Kratum says :

    Ohhhh te sabes varias pensé que eras un fan de la WWE, me equivoqué, pero una cosa es segura, y es que la WWE ha sobresalido por que a la mayoría de los gringos les gusta más la historia (telenovelas) que el verdadero desempeño en el ring.
    Y claro los luchadores nunca diran “no” a los sueldasos que la WWE les proporciona, como tu dices tal es el caso del que para mi es el mejor luchador del mundo (Bryan Danielson), pero esto tiene una desventaja ya que alli lo van a limitar muchisimo, te aseguro que no va a mostrar ni la mitad de sus movimientos y lo van a mantener de jober.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: